Ingresa a los entrenadores ingleses para demostrar su valía y causar sorpresa en la Premier League

No será fácil para este trío de entrenadores locales, ninguno de los cuales ha dirigido en la Premier League. Potter enfrenta una difícil tarea para remodelar el estilo de Brighton después de reemplazar a Chris Hughton, el Aston Villa de Smith debe enfocarse en la supervivencia después de ganar la final del play-off del campeonato y Wilder necesita realizar su último milagro después de llevar al Sheffield United de la Liga Uno a la máxima categoría.

Sin embargo, es perezoso asumir que los tres fallarán debido a una aparente falta de glamour. Cuando Smith llegó a Villa Park en octubre pasado, algunos vieron temporadas en Brentford y Walsall en su CV y ​​dudaban si él era el hombre para que Villa ascendiera. Sin embargo, Dan Mole, secretario del club de Walsall, lo sabía mejor. “Van por el nombre, no por el hombre”, dice. “Ha vivido su vida en el fútbol.Es organizado, disciplinado y tiene un plan ”. Graham Potter: ‘El Dalai Lama es un tipo bastante inteligente, ¿no?’ Leer más

De manera similar, Bobo Sollander, que jugó para Potter en Östersund y vio cómo sacó a un club desconocido de los remansos del fútbol sueco a la Europa League en el espacio de siete años, cree que su antiguo entrenador pronto será el Bet365 entrenador en la Liga de Campeones. “No creo que su viaje se termine con Brighton”, dice Sollander. “Va a estar entre los cuatro primeros en un par de años. Él es tan bueno ”.

Los gerentes ingleses a menudo han sido descartados como dinosaurios de bola larga en los últimos años y quitar esa etiqueta puede ser difícil.Sin embargo, todo aspirante a entrenador necesita un descanso y para Wilder llegó una oportunidad cuando se encontraba en el ocaso de su carrera como jugador en Alfreton en 2001. “El entusiasmo de Chris no tenía límites”, dice Wayne Bradley, presidente de Alfreton. “No tenía experiencia, pero tanta energía con la que querrías encontrar. Quería involucrarse en todo, desde el equipo con el que jugamos hasta cómo nos preparamos para los partidos ”.

Wilder, de 51 años, ha tomado un camino sinuoso desde que ganó el cuádruple en 27 semanas con Alfreton. Se mudó a Halifax en 2002, tuvo un breve período como número 2 con su actual asistente Alan Knill en Bury, llevó a Oxford a la Football League en 2010, ganó la League Two con Northampton en 2016 y ha tenido un impacto sorprendente desde que se mudó a Bramall Lane. .

También ha habido tiempos difíciles.Enfrentó dificultades financieras en Halifax y Northampton. Sin embargo, Joel Byrom, quien jugó para Wilder en Northampton, recuerda que los ánimos siempre estaban altos. “Si le producías el fin de semana, te daría un día libre”, dice. “Todavía tenemos un chat grupal de ese equipo. Todavía me voy con algunos de los muchachos en el verano. Normalmente no tienes eso “.

La gestión astuta de los hombres es crucial: ayudó a Potter a asentarse cuando el hombre de 44 años se unió a Östersund en 2010.” Fue la forma en que dijo que su Bet365 puerta siempre estar abierto para ti ”, dice Sollander. “Siempre sentí que si necesitabas hablar con él, podrías. Era más fácil acceder que los entrenadores que tenía antes. Cuando terminó el entrenamiento, se fueron a casa. Graham se quedó y trabajó.Siempre había algo nuevo en lo que pensar “.

En el caso de Smith, en Walsall se le recuerda como un entrenador estudioso y un hombre que inspiraba respeto. El jugador de 48 años comenzó como director de la academia del club y anteriormente había dicho que no tenía ambiciones de convertirse en entrenador. Cayó en el puesto sólo cuando Walsall, luchando contra el descenso de la Liga Uno, despidió a Chris Hutchings en enero de 2011.

Resultó ser un nombramiento inspirador. Smith mantuvo a Walsall y se había ganado una reputación como uno de los entrenadores más progresistas de la Football League cuando se unió a Brentford en 2015.

“Cuando Dean entró en la academia, sintió que era allí donde él Vería su carrera a corto plazo ”, dice Mole. “Pero cuando cambiamos al gerente, Dean era probablemente el único calificado para tomar el equipo.Si no era Dean, era yo o el director ejecutivo. De alguna manera logró el gran escape. A partir de ahí, ayudó a construir una estructura que nos vio presionar por un ascenso en la temporada que se fue.

“Tiene cualidades humanas que a veces se pierden en el fútbol. ¿Pensé que acabaría en la Premier League? Es imposible decirlo. Todo lo que sé es que es el mejor entrenador con el que he trabajado. Es fiel a su filosofía y obtiene la aceptación de todos los elementos de un club “.

Sin embargo, estos entrenadores tienen aspectos difíciles.Byrom dice que Wilder tiene una ventaja despiadada, recordando que se negaría a hablar con nadie en los días posteriores a una derrota, mientras que Sollander deja en claro que Potter nunca fue demasiado amigo de sus jugadores.

Sin embargo, Sollander También señala que Potter, que se ha unido a Brighton después de un año estabilizando Swansea, nunca gritaría sin motivo. “Tenía un significado”, dice. “Te convierte en un futbolista más inteligente. Desafió tu forma de pensar sobre el fútbol. Te dio la creencia de que así es como queríamos jugar, e íbamos a pensar en ello.

“Quería dominar el balón. Teníamos un entrenador que hablaba mucho sobre jugar fútbol positivo. Pero en los juegos sucedió lo contrario. Gritaba: “Patea la pelota, patea la pelota”. Graham nunca hizo eso.A veces es bueno jugar pelota larga pero hay que saber cuándo hacerlo. Mostró cuándo deberías hacerlo ”.

Potter, Smith y Wilder quieren que sus equipos ataquen. La temporada pasada, Wilder y Knill ayudaron a Sheffield United a obtener un ascenso automático con un sistema 3-5-2 con defensas centrales superpuestas y Byrom cuenta una historia de sus días en Northampton de que el pensamiento táctico profundo es posible fuera de la Premier League. y recibir nuestro correo electrónico de fútbol diario.

“Cuando teníamos el balón en los cuatro de atrás, Chris le decía al lateral que corriera hacia el campo y, como mediocampista, yo entraba para recoger el balón en tanto espacio ”, dice. “En la Liga Dos no se pasa mucho tiempo con el balón en el mediocampo.Pero cuando caías en esa área nunca te marcaban.

“La primera vez que me dijo que lo hiciera, estábamos haciendo una sesión de forma en el entrenamiento y cuando el central tenía el balón me dijo que lo hiciera caer en el lateral izquierdo. El lateral izquierdo siguió corriendo. No sabía lo que estaba pasando. Pero cuando lo hice en un juego, no me marcaron. Nunca lo había visto antes a ese nivel. Muchos centrocampistas no me seguían. La gente estaría confundida. No sabían qué hacer “.

Los equipos de la Premier League deberían prepararse para más sorpresas esta temporada.