Bet365 página de casas de apuestas deportivas

Pero cuando la nueva secretaria de cultura, Karen Bradley, convocó una reunión de líderes deportivos británicos este mes, el tema no fue el regreso de la liga y su último ciclo de gastos récord. No se mencionó el desgarrador mosaico británico de provisión y entrenamiento de Bet365 deportes de base. Tampoco fue una celebración de su elite empapada de éxito después de otro glorioso verano de triunfo que se extiende desde el centro de la cancha hasta los Campos Elíseos y ahora Río.

En cambio, se les pidió su opinión sobre el Brexit.Y, específicamente, si la votación para dar la espalda a Europa podría socavar fatalmente una de las pocas Bet365 exportaciones exitosas de Gran Bretaña que quedan.

Desde el punto en que la primera ola de superestrellas en el extranjero —la entonces exótica, ahora nostalgia— Alentando los gustos de Dennis Bergkamp, ​​Gianfranco Zola y Eric Cantona: barridos por estas costas, el fútbol en este país fue un juego de pelota completamente nuevo.

Ahora los clubes más grandes son marcas Bet365 mundiales y cientos de millones de personas sintonizan en todo el mundoLos ingresos totales de TV de la Premier League han aumentado de £ 191 millones para su primer contrato de cinco años en 1992, a £ 8.3bn para las temporadas 2016-19.

Antes del referéndum, durante los Campeonatos de Europa en Francia Cuando los futbolistas de Inglaterra estaban siendo humillados en el campo y una minoría de fanáticos nos avergonzaba, había muchas especulaciones sobre lo que Bet365 podría significar el Brexit para el fútbol de primera clase.

Es cierto que, si se toma literalmente, podría haber consecuencias para los permisos de trabajo y la libertad de movimiento para los jugadores europeos, especialmente en las edades más jóvenes. Pero en realidad, el impacto práctico es imposible de cuantificar.Al igual que con mucho más en la triste sopa de Gran Bretaña post-referéndum, nadie parece poder explicar lo que significa Brexit.

La verdadera diferencia causada por el Bet365 resultado es la imagen de la Premier League, la marca que se ha construido a lo largo de más de dos décadas.

Nada de esto es sugerir que la liga haya sido una fuerza pura para siempre, por cualquier medio. Hay muchos efectos secundarios no deseados, desde la falta histórica de inversión en el resto de la pirámide de fútbol hasta la inflación infalible de boletos que ha amenazado con poner precio a secciones enteras del público.

Pero en la mezcla de estilo cosmopolita y arenilla propia que Bet365 caracteriza el atractivo de la Premier League, ha sido una historia de éxito innegable en sus propios términos.Una vez me dieron una visita guiada a los amplios estudios en los márgenes del oeste de Londres, desde donde la marca Premier League se transmite al mundo. En medio de legiones de abejas obreras que tuitean actualizaciones en vivo a China y empaquetan clips para el África subsahariana, dos cosas eran evidentes. Uno es la medida en que los futbolistas de todos los rincones del mundo están presentes, lo que permite a los espectadores remotos reclamar una porción de la liga Bet365 página de casas de apuestas deportivas para sí mismos. Y, en segundo lugar, en la medida en que la atmósfera y los aficionados son fundamentales para el paquete, sus cantos se convirtieron en altos en la mezcla en medio de un sinfín de rebanadas y rodales llenos.

, Scudamore habló de cómo la Premier League estaba “abierta para los negocios, abierta para la discusión y abierta para la cooperación”.Añadió: “Hay una franqueza acerca de la Premier League que creo que sería completamente incongruente si tuviéramos que Bet365 tomar la posición opuesta”.

La liga es un animal rapaz de lógica despiadada, pero al definir su atractivo en esos términos se topó con una verdad más amplia. Por accidente o diseño, se ha convertido en una verdadera liga de naciones, en desacuerdo con la mentalidad interiorizada por Brexit.

Con los Juegos Olímpicos en curso, ahora hay otro efecto secundario potencialmente preocupante del voto Brexit para el deporte en el Reino Unido. No es una impulsada por la lógica de los negocios de la Premier League, sino por una amenaza a la razón por la Bet365 que se invierten cientos de millones de libras de dinero público en el deporte olímpico, un proceso que impulsó a Gran Bretaña de la 36 a la tercera en la medalla. Mesa en 16 años.Facebook Twitter Pinterest Gran Bretaña gana plata en los juegos de rugby cuando Phelps gana de nuevo en Río

Y es uno que se minimiza intencionalmente cuando el Equipo GB, lubricado con 350 millones de libras de fondos de lotería y tesorería durante cuatro años, compite en un Los Juegos Olímpicos se vieron afectados por la incertidumbre y la dislocación de las dudas a la luz de las tribulaciones de los anfitriones y el escándalo ruso del dopaje. el dinero que se vertió en el sistema británico de alto rendimiento, aparte del temor de avergonzarnos de nuestro propio partido, fue el Bet365 argumento de que cada medalla haría algo por la nación.

Fue una visión que comenzaron los atletas británicos. para cumplir en Beijing y luego espectacularmente realizado en Londres hace cuatro años en medio de una orgía de orgullo para sentirse bien.Esta no fue la bandera nacionalista de los últimos días del imperio, sino un cálido resplandor asegurado en medio del conocimiento que, por una vez, como dijo Sebastian Coe, “cuando llegó el momento, lo hicimos bien”. Yulia Efimova arrastra a Michael Phelps se mete en la Bet365 crítica de dopaje Leer más

Uno de los momentos más memorables de los Juegos de Londres fue cuando el doble medallista de oro Mo Farah, nacido en Somalia pero criado y hecho en el oeste de Londres, se dirigió a un periodista que le preguntó si Sentido británico: “Mira amigo, este es mi país. Aquí es donde crecí, aquí es donde comencé la vida. Este es mi país y cuando me pongo mi chaleco de Gran Bretaña me siento orgulloso. Estoy muy orgulloso “.

Esa atmósfera, forjada en el calor blanco y el corazón genuino de la ceremonia de apertura de Boyle, todo parece un espejismo brillante ahora.En ambos extremos del telescopio, desde la economía fría de la marca Premier League hasta el brillo cálido e intangible de las Bet365 medallas británicas ganadoras, las fuerzas desatadas por Brexit se sienten como un factor que socava.

En una reciente sesión informativa para establecer los objetivos de medallas, los responsables de convertir esa inversión en metal precioso expresaron la ambiciosa ambición de que el éxito en Río, incluso en el contexto del creciente cinismo, podría ayudar a curar las divisiones causadas por el Brexit entre naciones y dentro de ciudades y hogares.

< p> Con la mejor voluntad del mundo, incluso cuando las Bet365 medallas comienzan a llover y nacen nuevas estrellas, eso se siente irremediablemente optimista.